San Lorenzo

Cuna de membrillo

foto-contenido-cuna1

La crema de membrillo es originaria de Puente Genil (Córdoba), donde Membrillo San Lorenzo se dedica desde el 1.942 a la elaboración de este dulce.

Si bien el membrillo es originario de Babilonia y recibe su nombre (Cydonia Oblonga) de los griegos, por la gran producción de este fruto en la ciudad de Cydon; el dulce o crema de membrillo es un producto original de España, centrando su producción en el municipio de Puente Genil (Córdoba).

En plena campiña sur cordobesa, Puente Genil está considerado como la cuna del dulce de membrillo, gracias a las óptimas condiciones climáticas de esta zona que hacen propicio el cultivo de este fruto.

Así, muchas han sido las empresas pontanesas que a lo largo de la historia se han dedicado a la producción de este dulce. Entre ellas, Membrillo San Lorenzo ha sido de las pocas en mantenerse hasta nuestros días.

La historia de Membrillo San Lorenzo comienza en 1.942, cuando Don Lorenzo Estepa Aguilar crea en Puente Genil (Córdoba) un grupo de empresas dedicado a diferentes sectores profesionales en el que se encontraba, cómo no, el de la alimentación, en el que se incluía la elaboración y comercialización del dulce o crema de membrillo

Más de setenta años después, somos los descendientes de este gran emprendedor quienes seguimos ocupándonos de esta empresa de carácter familiar y tradicional.

Tras todos estos años, podemos afirmar orgullosos que la calidad de nuestros productos no es sólo nuestro objetivo como empresa, sino también nuestra seña de identidad. Y es que hablar de Membrillo San Lorenzo es hablar de prestigio y excelencia alimentaria.

Para conseguirlo, controlamos todo el proceso de producción, desde nuestras fincas en Puente Genil y las de nuestros proveedores, hasta la llegada del fruto a nuestras instalaciones industriales.

En el campo, un equipo de expertos formado por peritos y agricultores de reconocido prestigio, supervisan y nos aconsejan sobre las distintas actuaciones a llevar sobre nuestras plantaciones: podas, riegos y tratamientos, con su correspondiente margen de seguridad para que el membrillo llegue a nuestras instalaciones en su punto óptimo para su transformación en dulce y crema de membrillo.

En Membrillo San Lorenzo no nos olvidamos de uno de los activos más importantes de nuestra empresa: las personas. Por ello, desarrollamos una política minuciosa de formación continuación de todos nuestros trabajadores.

Del mismo modo, y buscando siempre elaborar el mejor producto, contamos con unas modernas instalaciones de 20.000 m² a las afueras de Puente Genil (Córdoba), dotadas con los mejores equipos técnicos para asumir con garantías de éxito el reto de un mercado cada vez más exigente y globalizado. Todo ello aspirando a la internacionalización de nuestra empresa: un desafío que ya estamos afrontando.

foto-contenido-cuna2

MENÚ